Una imagen irreal

Hoy he leído ya por dos vías distintas, artículos que se refieren al tiempo que dedicamos a que en las redes sociales nuestra vida parezca feliz; uno en Kireei y otro del diario de Sevilla. Este es un tema que yo he pensado muchísimas veces; sobre todo en esto nuestro que es la maternidad y la crianza. Recientemente valore mucho el post de Y, además, mama sobre su mal parto.

Ya lo dije cuando hablé de conciliar, pero cada día me cuesta más ver artículos y post que nos recuerden que este no es un camino de rosas lleno de felicidad y momentos “instagrameros”. Esto de los niños es como todo en la vida unas veces bueno, otras menos bueno y otras es un horror.

Sin ir más lejos, yo he dormido hoy 3 horas, porque itzi decidió despertarse a las 12 y no ha vuelto a dormirse hasta las 3 de la mañana. Sumado a que, por alguna razón que no entiendo, aun sigue vomitando, ha perdido el apetito y esta quedándose como un fideo; el resultado es que hoy querría parar el mundo y bajarme un rato a descansar!

Esa es una de las razones por las que a veces no se que escribir. Muchos días el balance es: “MI VIDA ES MUY NORMAL”, no merece la pena escribir sobre ello. Y así van pasando los días mientras intento encontrar algo “interesante” que contar. Así que me he hecho el firme proósito de intentar contar lo bueno y también lo malo; lo que me parece interesante y lo que me parece una chorrada; y sobre todo ser muy muy realista. Y si no me leen porque les parece que mis fotos no son “bonitas” no me va a importar nada, porque al menos yo se que son reales y que detrás de muchas de esas preciosas fotos que circulan por alli, hay mujeres y hombres reales que seguro que también tienen un mal día!

¡A ver cuanto me dura el propósito!

M.

2 comments

  1. Mil gracias por la mención. Y tienes mucha razón, la maternidad tiene momentos maravillosos y horribles a partes iguales. Está idealizada y no hay que esconder que se pasa mal y hasta a veces hay unos instantes de arrepentimiento.
    Ni nuestra vida ni nuestra casa son de Pinterest ni de Instagram, porque son reales, sin filtros ni azúcar añadido. Y por eso merece mucho más la pena. Ánimo con la txiki y muchas gracias d nuevo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s