un niño te cambia la vida…pero no a todos por igual

Hoy wordpress me ha recordado que hace un año que me cree el blog. Aunque no empecé a escribir hasta bastante después. Creé el blog con la intención de hacer un recopilatorio rápido de lo que había sido el embarazo y sobre todo comenzar con el nacimiento de itzi. Pero las circunstancias no me dejaron.

Todos sabemos que la vida te cambia cuando tienes un hijo. Algunos se lo esperan más o son mas conscientes y otros menos. Pero lo que realmente no sabemos nadie es COMO te va a cambiar la vida.

El otro día lo hablaba con un compañero de trabajo y padre. Antes de que nazca tu hijo eres consciente de que las cosas ya no van a ser iguales, que tendrás menos tiempo, que no podrás hacer muchas cosas…pero la verdad es que no sabes como va a ser realmente.

Puede que te toque un bebe llorón y te pases el primer año sin pegar ojo; puede que sea una bebe estupendo y duerma del tirón todas las noches; puede que sea comilón o no;  puede que le den cólicos y no encuentres la manera de calmarle el dolor o no le den nunca; puede que le guste el agua y los baños sean un placer o puede que la odie y sea una tortura diaria…pueden pasar tantas cosas de las que no eres consciente…y no lo eres hasta que no te pasa. Tanto para lo malo como para lo bueno. Porque uno no valora lo bien que duerme su bebe hasta que otra madre o padre, le dice lo mal que duerme el suyo y lo mismo con la comida, el comportamiento, el baño, etc.

A uno le cambia la vida, si; pero no sabes como ni cuanto hasta que no estas inmerso en el proceso.

Yo hace justo un año (a unos días de dar a luz) mantenía firmemente que me llevaría a la niña en el coche a diario a Madrid (60 km de ida y otros tantos de vuelta) para que fuera a la guardería de mi trabajo. A los 4 meses de eso andaba como loca intentando encontrar guarde en el pueblo porque me parecía un horror que la pobre itzi tuviera que ir y venir a diario de Madrid. Este es sólo un ejemplo de lo que cambian tus puntos de vista y tus prioridades…pero eso sólo lo saben y lo comprenden los que lo viven (y por cierto, es muy difícil de explicar para los que están a punto de entrar en el club de padres!! siempre te miran con cara de incredulidad y yo imagino que piensan que esas son tonterías mías que a ellos no les va a pasar).

Dice mi madre que no hay nada más castigado que la lengua. Y cuanta razón tiene. A mi me ha pasado aquello de “donde dije digo ahora digo diego”. Y me he tenido que comer mis propias palabras. Pero a pesar de todo, no es un mal cambio!

M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s